2 de noviembre de 2008

"Los Cravioto", crónica de Sara Montes

En la reunión familiar del 25 de octubre de 2008, tuvimos el gusto de contar con la participación de Sara Montes Romero, cronista de la ciudad de Pachuca de Soto, Hidalgo. El día de hoy, Sara publica en El Sol de Hidalgo una crónica muy completa de la citada reunión, que reproduzco a continuación.

Los Cravioto
El Sol de Hidalgo
2 de noviembre de 2008
Por Sara Montes
Cronista de Pachuca de Soto


Hace algunos días se conmemoró el 179 aniversario del natalicio del general Rafael Cravioto. El fue el iniciador y protagonista de la llamada "Era de los Cravioto", en la cual, junto con sus hermanos Simón y Francisco, gobernaron el Estado de Hidalgo, de 1876 a 1897.

La cita fue en Huauchinango, Puebla, donde nació, siendo hijo de Simón Cravioto Bardorena, un comerciante de Verazze, un pueblo cercano a Génova, en La Liguria, Italia. Simón llegó a México, concretamente a Huauchinango, a principios del siglo XIX y formó una gran familia que se ha multiplicado.

La finalidad era reunir al mayor número de Los Cravioto y convivir en un ambiente de fraternidad. Asistieron 220 personas procedentes de ese lugar, de Oaxaca, Pachuca, Cancún, del Estado de México, del Distrito Federal y de Los Angeles, California (EUA); descendientes de Rafael, Francisco, Simón, Agustín y Josefa Cravioto, hijos de Simón y de la mexicana Luz Moreno.

La reunión se inició en el Jardín Central (Jardín de la Reforma), frente al monumento del general Cravioto, donde depositaron un arreglo floral, asistiendo el ingeniero Graziano Borboglio, vicecónsul de Italia en Puebla, en representación de la embajada de Italia en México. Ahí se tomaron la foto familiar y lo impresionante fue que eran tantos, ¡que ocupaban casi toda una cuadra!

Después fueron al panteón donde se encuentra el monumental mausoleo en el que yacen los restos del general Cravioto, obra que realizara el escultor Adolfo Ponzanelli.
La comida fue en el restaurante "El Lago", con admirable vista de la Presa de Necaxa. Ahí recordaron que en la década de los cuarenta del siglo pasado, Alfonso Cravioto Mejorada, hijo de Don Rafael, convocó a la familia a reunirse en el Bosque de Chapultepec. Como parte del festejo, se tomaron una foto panorámica que hoy es un testimonio de aquellos tiempos. Fue muy agradable comprobar que algunos de los que asistieron aquella ocasión, también estuvieron hoy, después de más de 60 años. Claro, entonces eran niños y hoy son abuelos, quienes asistieron con sus hijos y sus nietos.

Otras reuniones fueron en 1978 y 1998, pero ninguna fue tan concurrida como ésta última que transcurrió en medio de la alegría y del recuerdo, y mención de muchos Cravioto como: Alfonso Cravioto Mejorada +, constituyente, político, intelectual y diplomático mexicano; Rafael Cravioto Muñoz +, sabio maestro de generaciones, investigador en la Universidad de Hidalgo, periodista y presidente municipal de Pachuca; Adalberto Cravioto Meneses, médico y presidente municipal de Pachuca; Oswaldo Cravioto Cisneros +, militar y gobernador de Hidalgo; Jorge Cravioto Galindo, ex presidente de la Liga de los Economistas Revolucionarios (LER), y actual presidente de Profesionales por México, APN, en el D.F.; Humberto Cravioto Fonseca, tenor; Joaquín Cravioto Muñoz +, médico que recibió el premio Reina Sofía (en España) por su trabajo de investigación sobre desnutrición infantil; Alejandro Cravioto Quintana, ex director de la Facultad de Medicina de la UNAM y actual director del International Centre for Diarrhoeal Disease Research, un importante centro de investigación ubicado en Bangladesh; Alberto Cravioto Galindo +, revolucionario, ex gobernador interino de Hidalgo; Alejandro Cravioto Lebrija, actual secretario de Cultura del Gobierno del Estado de Jalisco; Sergio Trevethan Cravioto, jefe de Consulta Externa del Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez, y Carlos Cravioto Cortés, director general de Asuntos Jurídicos Administrativos del Senado de la República, y tantos más que por cuestión de espacio nos reservamos.

La tertulia se alegró más cuando Alejandro Urquieta Cravioto habló sobre los orígenes de la familia; Carlos Cravioto Cortés, sobre la vida política de los Cravioto; Maurilio Cravioto Tellechea, sobre la familia Cravioto en México; y el doctor Armando Cravioto Flores, único nieto sobreviviente de Rafael Cravioto, hizo un anecdotario familiar, propiciando los comentarios ocurrentes de los asistentes.

No podía faltar en el festejo, escuchar las voces privilegiadas de Marcelo, Edgar y Alberto Cravioto que, acompañando a su padre, el reconocido tenor Humberto Cravioto, deleitaron a la concurrencia con bellas melodías de antaño, que hicieron suspirar a más de uno. A buena hora todos volvieron felices a sus lugares de origen, y los entusiastas organizadores, Mónica y Jorge Cravioto Galindo y el diputado federal Alberto Amador Leal, prometieron organizar, en un futuro cercano, otra reunión de Los Cravioto.

La nota original puede consultarse en
http://www.oem.com.mx/elsoldehidalgo/notas/n915209.htm

No hay comentarios.:

Publicar un comentario