24 de enero de 2011

Alfonso Cravioto y la Revista Cvltvra Hidalgvense

El 24 de enero se conmemora el aniversario del natalicio de don Alfonso Cravioto Mejorada.

Con ese motivo, Luis Corrales Vivar-Cravioto nos platica sobre la participación de don Alfonso en la Revista Cvltvra Hidalguense, un capítulo muy poco conocido en la trayectoria del intelectual hidalguense.

Alfonso Cravioto y la Revista Cvltvra Hidalgvense


Arq. Luis Corrales Vivar-Cravioto

Una muy acreditada revista cultural se publicó en Pachuca por los años treinta [del siglo pasado], antes de la segunda guerra mundial, se intitulaba Cvltvra Hidalguense Arte Literatura Ciencia.



Esta revista estaba engalanada con la participación de personas muy connotadas en el medio científico y cultural de esa época en Pachuca. Tenía como colaboradores entre otros a Medardo Anaya, licenciado Felipe N. Barros, licenciado César Becerra, licenciado Alfonso Cravioto, licenciado Francisco Gil, ingeniero Luis Gómez Chico, ingeniero Francisco Hernández, profesor Teodomiro Manzano, Mauricio Magdaleno, licenciado Agustín Téllez Cruces y otros más. El director de dicha publicación, que costaba 20 centavos y ubicaba su sede en la 3ª de Matamoros # 37, era el profesor José Ibarra Olivares.

El primer número constaba de 10 artículos y estaba fechado el 1º de agosto de 1937. En este número, el licenciado Alfonso Cravioto colabora con un ensayo que escribió en La Habana, Cuba. Es una brillante intervención jurídica de un problema de tipo internacional y diplomático que se suscitó en Cuba por cuestiones protocolarias. Sucede que en 1936 la república isleña intercambió representante diplomático con el Vaticano y al llegar el nuncio a La Habana surgió el problema del lugar que se le debería dar en la escala protocolaria junto con los embajadores de México, España y E.U. Al surgir el conflicto, Alfonso Cravioto hace alarde de sus conocimientos de Derecho Internacional y en carta dirigida al Señor Decano del Cuerpo Diplomático, contempla la Norma Jurídica Internacional, la somete al análisis con verdadero ingenio, sagacidad y cultura y establece normas interpretativas de ese punto de Derecho Internacional. El estudio no sólo tiene el mérito jurídico, sino también el de exégesis, manejando la lógica con ironía y con fuerza dialéctica.

En este mismo número uno de la Revista mencionada, el licenciado Agustín Téllez López, en ese tiempo Juez de Distrito en el Estado de Hidalgo, escribe una glosa de dicho ensayo.

En la Revista número 2, don Alfonso Cravioto colabora con un fragmento de su poema “Canto a la Raza”.

No obran en mi poder los números 3 y 4 de dicha revista, pero sí el número 5 fechado en diciembre-enero de 1938. En ella, Cravioto Mejorada presenta su bellísimo poema “Ser Primitivo” y también aparece su interesante cuento “La Máquina para destruir La Crisis”.

Para los pachuqueños que elaboraban la revista era muy valiosa la colaboración del licenciado Alfonso Cravioto, ya que en esos años el prestigio del entonces embajador era enorme por sus actividades como revolucionario, como constituyente, como funcionario público y como acreditado diplomático en varios países.

El director de la Revista, el profesor José Ibarra Olivares, muy conocido y respetado en Pachuca por su sólida cultura y su trabajo en las aulas, tenía gran amistad con don Alfonso y seguramente él obtenía las colaboraciones del escritor y poeta.

Ahora, en enero del año 2011, en el aniversario del nacimiento de Alfonso Cravioto, recordamos su participación en esta revista y reconocemos su disposición de escribir en ella. Seguramente don Alfonso quería dar algo a su Pachuca, ciudad en que nació y a la que siempre quiso como cuna. Hay un estudio pendiente para realizar que se refiera a la relación Cravioto-Pachuca que fue muy sólida y que hizo posible el extraordinario poema que don Alfonso compuso para Pachuca y que presentó en una visita al Instituto Científico y Literario, hoy Universidad del Estado. Aquellas famosas palabras de “Pachuca, la de las calles quebradas y los hombres enteros…”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario