29 de noviembre de 2010

Antiguas casas de los Cravioto

Aún vacías, incluso en ruinas, las casas antiguas resultan fascinantes. ¿Será porque algo de sus habitantes permanece en ellas?: ¿Las expectativas que tenían cuando las construyeron?, ¿los árboles que plantaron?, ¿el gusto con el que decoraron su hogar?

Y si esas casas pertenecieron a algún ancestro, entonces se vuelven entrañables. Por ello, en esta bitácora he ido incluyendo información e imágenes de algunos de los inmuebles que fueron propiedad de la familia, la cual retomo en la siguiente nota.


Casa del coronel Francisco Cravioto, en Pachuca, Hidalgo

Raúl Arroyo me envío estas interesantes fotografías de la que fuera la casa del coronel Francisco Cravioto en Pachuca. Ubicado en la calle de Hidalgo número 807, este inmueble alberga actualemente al Archivo General del Estado de Hidalgo.



Según su página electrónica, el "Archivo General del Estado de Hidalgo fue creado legalmente el primero de diciembre de 1980 por Decreto Oficial e inaugurado en marzo de 1987. Tiene como funciones principales: recibir, prestar documentos semiactivos del Poder Ejecutivo, así como conservar, prestar y difundir los acervos documentales Históricos", para lo que cuenta con las áreas de fototeca, biblioteca, archivo de concentración, hemeroteca, imprenta e informática.



Este inmueble tiene gran semejanza con la que fuera la casa del general Rafael Cravioto en Pachuca, misma que se describe a continuación.


La casa pachuqueña del general Rafael Cravioto

La casa del general Rafael Cravioto en Pachuca, Hidalgo, ubicada en el número 202 de la calle Nicolás Bravo, es hoy el Foro Cultural Efrén Rebolledo y la sede del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo (Cecultah).

De acuerdo con un folleto editado por el Cecultah, la fachada principal de esta casa "está trazada conforme a un riguroso plan geométrico, donde los valores de orden y simetría destacan claramente. Lo angosto de la calle obliga a contemplar el edificio desde una perspectiva muy cerrada, por lo que sobresalen visualmente los jarrones de la planta baja, en especial sus herrerías, y las pilastras de orden jónico monumental, que recorren los dos niveles. Este último recurso reviste de un halo de majestuosidad al inmueble".



El patio de la casa, según la descripción del Cecultah, "recuerda el programa arquitectónico de las casas mexicanas, que tienen como elemento común un patio que organiza y da vida al espacio interior".



Esta residencia, continúa el Cecultah, "revela un íntimo deseo de enclaustramiento, aún cuando posee ventanas y balcones abiertos al exterior. El balcón avanza atrevido ocupando parte del patio, sostenido por dos columnas de mármol, le confiere a ese lugar un carácter especial".



La escalera central se bifurca en dos tramos con gran elegancia y está flanqueda por un par de grifos, fantásticos animales fundidos en bronce.





En el segundo piso, donde se ubicaban las habitaciones de la familia, "es interesante también la presencia de elementos decorativos, como herrerías en barandales, ménsulas soportando láminas acanaladas y los mismos mosaicos de los corredores del segundo piso".



En la casa del general Rafael Cravioto, en Pachuca, "el naciente art nouveau encuentra una expresión en la herrería, todo un catálogo de intrincadas formas de líneas sinuosas. Otras muestras de la inspiración artística son los espléndidos jarrones del patio principal, la puerta de entrada, exótica combinación de fauna y arquitecturas imaginarias, y la escalera central".



Después de su uso original, según información del Cecultah, "la casa fue sede de las oficinas de la Secretaría de Salubridad y Asistencia Pública del Estado. En 1963 se instaló la escuela secundaria oficial de Pachuca, la cual funcionó hasta marzo de 1967. Posteriormente se convirtió en oficinas administrativas y en escuela telesecundaria. Funcionó en ese lugar el Archivo Histórico del Estado, y a partir de 1982, restaurado el edificio, se estableció el Foro Cultural Efrén Rebolledo".




Casa de Antonio Craviotto en Santa Barbara, California

Originario de Varazze, Génova, Antonio Craviotto contrajo matrimonio en México con Dolores Buelna, originaria de Hermosillo, Sonora. Poco después de su matrimonio se mudaron a Santa Barbara, California, población que se localiza a unos 140 kilómetros al Noroeste de Los Ángeles. Antonio Craviotto es, muy posiblemente, el fundador de la rama estadounidense de la familia. La siguiente es una imagen de su casa en Santa Barbara, California.



En el porche de la misma, una placa indica: "Antonio Caviotto House circa 1877" [Casa de Antonio Craviotto, hacia 1877]. El inmueble ha sido subdividido en seis departamentos.




El Zoquital, antiguo feudo de la familia Cravioto

En 1860, el general Rafael Cravioto adquirió la hacienda de San Nicolás, mejor conocida como El Zoquital, en el estado de Hidalgo, misma que remodeló en 1892.



Heredada por los descendientes del general, la propiedad se fraccionó y, ya en pedazos, fue vendida a terceras personas. Durante muchos años el casco de la hacienda alojó un beneficio de nuez; hoy es un rancho dedicado a la crianza de borregos Dorper y Katahdin. Se ubica en el kilómetro 44 de la carretera México-Tampico, cerca de Atotonilco el Grande.



En el portón principal aún se puede apreciar el monograma de Rafael Cravioto tallado en madera.



En su libro Memorias de un adolescente, Rafael Cravioto Muñoz (1915-2005), destacado intelectual hidalguense, rememora la hacienda de la siguiente manera:

"Mi primer recuerdo formal es el de la Hacienda de San Nicolás (alias) El Zoquital, antiguo feudo de la familia Cravioto y de la cual se han relatado tantas y tan fabulosas cuanto contradictorias consejas.



"De entre mis primeras incursiones recuerdo la impresión que me causó el comedor de la casa grande. Estaba instalado en una enorme pieza, casi del tamaño de una troje. Las paredes, totalmente cubiertas por muebles finísimos, aparadores y trinchadores con sus puertas realzadas con motivos de cacería. Toda suerte de manojos de piezas de caza menor eran grato adorno. Y por las columnas labradas, tenían las enredaderas el sueño de los ebanistas orfebres. El techo estaba decorado al temple y también con motivos a la usanza del ayer, como platos de viandas, racimos de frutos, naturalezas muertas.



Los viejos contaban que cuando mi tío don Rafael el güero [probablemente Rafael Cravioto Aguilar] gran gozador y gran señor, fue administrador e hizo reparar el edificio, decorándolo con el mejor buen gusto al estilo francés, daba los grandes comelitones en ese salón que mi padre [Rafael Cravioto Galindo] usó sólo una vez, un día de su santo. La mesa central, que abarcaba todo lo largo del salón, ostentaba en el centro un enorme círculo, en donde con incrustaciones finísimas de concha nácar estaba la leyenda que explicaba cómo una legislatura de Hidalgo había regalado el comedor al general Cravioto, un 24 de octubre de un mil ochocientos borroso...



"Los anaqueles estaban, cuando nosotros llegamos a la hacienda, completamente vacíos. Muchas de las cerraduras, rotas. Se decía que en otros tiempos allí tuvieron su museo las vajillas más raras: desde la nativa de Guadalajara o de Talavera, hasta las de Sèvres. Pero, durante los días de la Revolución, los soldados incontrolados rompieron con los marrazos las cerraduras y se llevaron la loza.



En su libro, Rafael Cravioto Muñoz informa que llegó a vivir a El Zoquital a los 12 años de edad, si nació en 1915, las imágenes que recrea corresponden a 1927.














Casa del coronel Francisco Cravioto en Huauchinango

El coronel Francisco Cravioto, hermano del general Rafael Cravioto, fue propietario de varios inmuebles. A continuación, cuatro imágenes actuales del techo de la casa, cuya ornamentación da cuenta del estilo ornamental en boga a fines del siglo XIX y debió parecerse a la de El Zoquital.










La casa de Simón Cravioto (Simmone Craviotto) en Huauchinango

Informa don Sandalio Mejía Castelán, que hacia 1833 Simón Cravioto, originario de Varazze, adquirió "la casa de dos pisos del costado Norte" de la Plaza de la Constitución, en Huauchinango. El 28 de noviembre de 2009 se develó en ese inmueble una placa que dice: "Antigua casa del balcón corrido, construida por el genovés don Simón Cravioto Bardorena, donde nacieron sus hijos, los generales Rafael, Francisco, Simón y Agustín Cravioto Pacheco, héroes de la guerra contra la intervención francesa".






Fuentes:

Las fotografías de la casa de Francisco Cravioto en Pachuca, Hidalgo, me fueron enviadas por Raúl Arroyo.

Las fotografías del foro Efrén Rebolledo, en Pachuca, Hidalgo, se reproducen por cortesía del Cecultah.

Las fotografía de la casa de Antonio Craviotto, en Santa Barbara, California, me fue enviada por Jason.

Las imágenes de El Zoquital fueron tomadas por Denise Cravioto (2006), Mónica Cravioto (1990) y Dorper El Zoquital (2010). En cuanto al texto de Rafael Cravioto Muñoz, es fragmentos de Memorias de un adolescente. Crónicas y poemas, Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, 2a. edición, Pachuca, 1986.

Las imágenes de la casa de Francisco Cravioto y de la placa de la casa del balcón corrido, en Huauchinango, me fueron enviadas por el ingeniero Jesús Rodríguez Dávalos (
jrdavalos1@hotmail.com).

2 comentarios:

  1. HOLA... ¿SABEN SI EL SR. CRAVIOTO TUVO TIERRAS CERCANAS A HUAYACOCOTLA VERACRUZ? EXCELENTE RECOPILACION, SALUDOS CORDIALES

    ResponderEliminar
  2. HOLA MUY INTERESANTE SU BLOG ME GUSTO MUCHO

    ResponderEliminar